MASCARILLAS CASERAS

MASCARILLAS CASERAS

Publicado el: 11/03/2015

POPULARIDAD

¿Notas tu piel seca o con exceso de grasa, falta de luminosidad, flácida o alterada, pero no tienes ninguna mascarilla ‘milagrosa’ a mano que te ayude a ponerle remedio? Ya no hay excusas para cuidar tu piel, los ingredientes están esperándote en tu cocina, despensa y frigorífico y nosotros te damos las claves preparar las mejores mascarillas caseras según tus necesidades, ¡toma nota!

  • Para hidratar:

Ingredientes: Aguacate, miel y aceite de almendras.

Recomendado para pieles muy secas. Mezcla los ingredientes con una batidora para que se integren perfectamente y aplícalo sobre el rostro 15 minutos. Retira con un algodón y lava la cara con agua templada. También puedes aplicar esta mezcla en las puntas del pelo para obtener la máxima suavidad en tu cabello.

  • Para las ojeras y el contorno de ojos:

Ingredientes: Dos bolsitas de té o el café restante de la cafetera.

El cansancio, el estrés, etc.  pueden dejar restos de fatiga en nuestros rostros, y más aún en el contorno de ojos.  Tumbados boca arriba, cerramos los ojos y ponemos una bolsita de té en cada ojo durante 15 minutos, o un poco de café, verás como la inflamación desaparece o se reduce considerablemente y el efecto relajante es lo más.

  • Para exfoliar la piel

Ingredientes: Azúcar, aceite de oliva y unas gotas de aceite esencial

Mezcla bien todos los ingredientes y extiéndelo frotando tu cuerpo y haciendo especial hincapié en las zonas más rugosas como codos y rodillas. Aclara con abundante agua y verás como la piel se queda más suave que nunca.

  • Para iluminar la piel

Ingredientes: Zumo de limón, clara de huevo y miel.

El limón tiene un efecto antioxidante y contribuye a iluminar y a unificar la piel del rostro. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea y aplícala sobre el rostro 20 minutos, veras como tu piel irradia luminosidad.

  • Para reafirmar y tensar

Ingredientes: Una clara de huevo batida, dos cucharadas de miel y un poquito de leche desnatada.

Aplícate la mezcla sobre el rostro con un suave masaje. Déjala unos 20 minutos o hasta que notes la piel tensa porque se haya secado la mascarilla. Retírala con leche desnatada templada.

¿Te ha parecido interesante?

NEWSLETTER

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON salud

Fibra y salud

ver POST

MEJOR BOCADO A BOCADO

ver POST

UMEBOSHI, LA CIRUELA JAPONESA QUE AYUDARÁ A TU ESTÓMAGO

ver POST