Cupcakes bola de nieve con crema de turrón y mermelada de naranja amarga

Estíbaliz Bueno


INGREDIENTES

Para 8 cupcakes:

  • 50 g de margarina o mantequilla
  • 100 g de turrón blando
  • 140 g de harina de repostería
  • 80 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 10 g de levadura química (tipo Royal)
  • Cáscara rallada de un limón

Para la crema:

  • 50 g de margarina o mantequilla
  • 100 g de queso para untar
  • 100 g de turrón blando
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada colmada de azúcar glass

Para los globos:

  • 12 láminas de gelatina neutra (o aprox. 20 g de gelatina neutra en polvo)
  • 4 cucharadas de agua
  • Globos de agua
  • Palitos de brocheta
  • Figuritas navideñas para decorar

Para la decoración:

PREPARACIÓN

Para las bolas de cristal:

Paso 1
Lo primero que tenemos que hacer son las bolas de «cristal», ya que tienen un tiempo de secado largo. Ponemos a remojar las láminas de gelatina en agua fría 10 minutos (no importa la cantidad de agua), si usamos gelatina en polvo este paso lo saltamos.

Paso 2
Mientras tanto hinchamos nuestros globos a la medida que queramos que tengan luego las bolas y los lavamos bien con agua tibia y jabón de platos. Enjuagamos y secamos.

Paso 3
Pegamos cada globo a un palito de brocheta, usando celo. Con un trozo de papel de cocina untamos los globos con aceite, eliminando muy bien el excedente ya que si hay demasiado aceite, la gelatina no se pegará. Tiene que quedar muy poquito aceite.

Paso 4
Escurrimos las láminas de gelatina estrujándolas bien entre las manos, las ponemos en un recipiente con las 4 cucharadas de agua y disolvemos en el microondas a potencia media durante 30 segundos. La gelatina se tiene que disolver sin calentarse demasiado. También podemos  hacerlo en el fuego. Necesitamos que la gelatina tenga la consistencia del almíbar, por lo que si nos muy líquida la dejamos enfriar un poquito.

Paso 4
Cogemos cada globo y lo sumergimos en la gelatina, girándolo para que cubra bien toda la superficie, menos la parte más cercana a la atadura.

Paso 6
Dejamos escurrir el excedente y clavamos el palito en un trozo de poliespán para que se seque. Para que los globos nos queden con un acabado bonito, sin partes chorreadas o demasiado gordas, debemos usar la gelatina cuando tiene la consistencia del almíbar. Si se pone más dura no hay problema, la volvemos a poner unos segundos en el microondas.

Paso 7
Bañamos los globos tres veces para que el «cristal» tenga el espesor justo y no se rompa, una vez que la primera capa está seca al tacto (entre 5 y 10 minutos), podemos hacer la segunda capa. Una vez que hemos dado las 3 capas a todos los globos, dejamos secar 24 horas.

Paso 8
Después de 24 horas los globos estarán duritos al tacto, como el plástico de una botella. Con un alfiler pinchamos el globo cerca de la atadura y dejamos que se desinfle solo. Retiramos el globo y con unas tijeras emparejamos la base para poder poner los globos sobre el cupcake.   Para los cupcakes:

Paso 1
Tamizamos juntas la harina y la levadura y conservamos.

Paso 2
Batimos los huevos con el azúcar con las varillas eléctricas hasta que tripliquen su tamaño, agregamos la mantequilla derretida, él turrón desmenuzado y la ralladura de limón.

Paso 3
Seguimos batiendo a velocidad baja agregando poco a poco la mezcla de harina y levadura. Cuando están bien mezclados llenamos los moldes con la mezcla, hasta 3/4 de su altura.

Paso 4
Horneamos en horno precalentado a 180° durante 15 minutos. Cuando están dorados y al pincharlos con un palillo éste sale limpio, ya están listos. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.   Para la crema:

Paso 1
Batimos la margarina a temperatura ambiente con el queso (también a temperatura ambiente), el turrón, la esencia de vainilla y el azúcar glass tamizada. Probamos la crema y si nos gusta más dulce agregamos más azúcar.

Paso 2
Untamos los cupcakes con una capa abundante de crema, ponemos la confitura natural Helios de naranja amarga por encima, colocamos la figurita y ponemos por encima el globo de gelatina.   El contraste de la mermelada con el dulzor de la crema da un toque fantástico a estos cupcakes.