Tarta de queso con base de cacao y avena y relleno de confitura de arándanos

Marisel Orozco


INGREDIENTES

Para la Base:

  • 1 cucharada de aceite de coco o mantequilla
  • 80 g de dátiles sin semilla
  • 15 g de cacao en polvo
  • 50 g de copos de avena

Para el relleno:

Relleno interior:

Para la decoración:

  • Arándanos
  • Coco rallado
  • Hojas de albahaca

PREPARACIÓN

Para la base:

Paso 1
Ponemos en un procesador de alimentos la avena, el cacao en polvo, los dátiles y el aceite de coco, procesamos hasta obtener una pasta.

Paso 2
Forramos la base y paredes de un molde desmontable de 8cm con papel encerado para facilitar el desmontaje, repartimos la pasta anterior en la base y guardamos en el refrigerador.   Para el relleno:

Paso 1
Activamos la gelatina en el agua fría y calentamos la confitura natural Helios de arándano en el microondas aproximadamente 1 minuto y medio. Cuando esté bien caliente, añadimos la gelatina a la confitura y removemos hasta que se disuelva.

Paso 2
Ponemos la confitura con la gelatina en un recipiente de menor diámetro que el molde de la tarta, llevamos al frigorífico y dejamos enfriar aproximadamente 2 horas.   Para la tarta de queso:

Paso 1
Activamos la gelatina en 20 g de leche fría, calentamos el resto de la leche en el microondas y mezclamos hasta disolver la gelatina.

Paso 2
Ponemos el queso crema, la confitura y la leche con la gelatina en un batidor y mezclamos.

Paso 3
Sacamos el molde del frigorífico, vertemos 1/4 de la mezcla de queso, desmoldamos la confitura que va en el relleno interior, colocamos sobre la mezcla de queso de forma que esté en el centro del molde, y terminamos de repartir la mezcla de queso.

Paso 4
Guardamos en el frigorífico mínimo 3 horas.

Paso 5
Desmoldamos la tarta y decoramos con arándanos frescos, coco rallado y hojas de albahaca fresca.